Mel. BordeauxExcelente tubista, músico extraordinario e incomparable pedagogo, Mel Culbertson visitó España con frecuencia a lo largo de su dilatada carrera. De entre los numerosos cursos que impartió en nuestro país, para mí fue de vital importancia el que en la década de los noventa, contra viento y marea, organizaba Raúl Seguí en Castelló de la Ribera (Valencia) y que contó con la presencia de Mel Culbertson durante sus nueve ediciones. Mel fue, en cierto modo, el eje vertebrador alrededor del cual en Castelló de la Ribera se dieron cita excelentes profesores como Roger Bobo, Miguel Navarro, József Bazsinka, Michel Godard, David Llacer, y Miguel Moreno entre otros.

A la cita asistimos tubistas de toda Europa, jóvenes cargados de entusiasmo, algunos de los cuales en la actualidad ya se han convertido en referentes para las generaciones venideras. Fue en este curso donde conocí a Mel.

Posteriormente, cuando me establecí en el norte de la península, con la valiosísima ayuda de Raúl Galán invitamos a Mel para impartir cursos en Betanzos. Como era habitual, su incomparable capacidad de convocatoria hizo que los cursos fueran un éxito, contando, de nuevo, con la presencia de numerosos jóvenes entusiastas con muchas ganas de trabajar y aprender que convivían con profesionales cargados de experiencia y alumnos avanzados. Muchos de los asistentes a dichos cursos son ahora miembros de diferentes agrupaciones profesionales y profesores de algunos de los principales conservatorios del norte de España. Fue en Betanzos donde entré en contacto por primera vez con Manuel Martínez Villar (Lolo), Francisco Javier Lavía Fontán y Pablo Doval Golmar, excelentes profesores capaces de hacer florecer en Galicia sucesivas generaciones de excelentes tubistas. Ellos, junto a David Muñoz Velázquez a quién conocí más tarde, se han convertido en el principal motor de este proyecto.

img_7268

En sus cursos, Mel nos enseñó no solo a tocar la tuba, sino también a amar el instrumento, a respetarlo, a explotar todas las posibilidades a nuestro alcance con el fin de expresar nuestra creatividad. Pudimos conocer a una grandísima persona, humilde y generoso, apasionado por el trabajo. Disfrutamos de un profesor tremendamente respetuoso y dedicado, un ejemplo a seguir.

Fruto de estos encuentros, y en cierto modo a raíz de las actividades desarrolladas en dichos cursos, Keep in Touch Tuba Project nace de manera espontánea. Formado por profesores de distintos conservatorios del norte de España y de academias, músicos de orquestas y bandas profesionales, amateurs, y alumnos de todos los niveles, desde los principiantes hasta los ya formados y preparados para dar el salto a la vida profesional, el ensemble aborda un repertorio variado que abarca estilos tan dispares como la música barroca, el clasicismo, música contemporánea, jazz, el rock y las músicas modernas.

DSC_0544

En la línea de las enseñanzas recibidas, en Keep in Touch Tuba Project pretendemos establecer una plataforma para el aprendizaje, para el desarrollo de los jóvenes que se benefician de la convivencia con músicos experimentados.

01 (39)

Los conciertos suponen un contacto con la realidad del oficio ofreciendo, en ocasiones, la posibilidad de compartir escenariocon figuras relevantes como es el caso de Michel Godard. Es un grupo abierto, flexible, integrador, en el que cualquier aportación nos ayuda a crecer, sabedores de que todos y cada uno de los participantes poseen un talento insospechado, y casi siempre infrautilizado. La exigencia es elevada, hay que aprender a concentrarse y sacar el máximo partido de los escasos ensayos de que disponemos y, finalmente, disfrutar del contacto con el público. Cada encuentro, es una oportunidad para tocar en grupo, y así desarrollar las diferentes habilidades que necesitarán para poder afrontar todo tipo de pruebas y audiciones en el futuro.

En concordancia con el objetivo fundamentalmente didáctico del ensemble, Keep in Touch Tuba Project, organiza regularmente cursos de perfeccionamiento, contando con excelentes profesores como Arnaud Boukhitine, Miguel Vallés, Michel Godard y József Bazsinka.

03 (7)

Keep in Touch Tuba Project no es un fin en sí mismo, sino un medio para difundir una concepción de la música en general y de la tuba en particular, heredera en gran parte de la poderosa influencia de Mel Culbertson. Poco antes del que sería el concierto de presentación del ensemble recibimos la devastadora noticia del fallecimiento de Mel. Por desgracia, dicho concierto se convirtió en nuestro modesto homenaje póstumo al Maestro. Durante la triste ceremonia de despedida de Mel hubo varias alocuciones especialmente emocionantes a cargo de familiares y amigos. Arnaud Boukhitine finalizó su intervención recordando que Mel siempre se despedía con un “Keep in Touch”, no era hombre de adioses, siempre quedábamos emplazados para la próxima… probablemente las últimas palabras que le habíamos escuchado pronunciar la mayoría de los que le conocimos fueron Let’s Keep in Touch… días más tarde, reflexionando acerca de cuál podría ser el nombre más adecuado para la formación, se me ocurrió que Keep in Touch Tuba Project representaba de manera adecuada la esencia del grupo. Siendo como fue una personalidad inabarcable, Mel Culbertson dejó su impronta en muchos lugares, formando numerosos músicos capaces de continuar con su excelente labor de difusión y dignificación de nuestro instrumento. Desde Keep in Touch Tuba Project pretendemos, en la medida de nuestras posibilidades, aportar nuestro humilde grano de arena para mantener vivo el recuerdo de Mel, profesor y amigo.

Alfonso Mollá Castells